jueves, 18 de mayo de 2017

TALLARINES TRES DELICIAS



Tallarines tres delicias



Todavía no he visitado China pero es un viaje que tengo pendiente y espero hacer algún día. Me atrae su cultura milenaria, sus costumbres tradicionales, su gastronomía, las películas sobre la China Imperial y un montón de novelas que he releído una y otra vez. Cada vez que dan un reportaje me quedo pegada a la pantalla porque siempre hay algo que me sorprende. El saber no ocupa lugar... pero a pesar de eso hace años cometí uno de los peores errores al hacer el regalo equivocado sin tener en cuenta que no sólo el envoltorio es importante para un chino (demuestra el interés que te has tomado) sino que sobre el contenido hay todo tipo de supersticiones.

Hace unos años pasó las navidades en casa una chica encantadora ( de China) y todos le cogimos muchísimo cariño, así que cuando se acercaba el día de la despedida quise tener un detalle con su familia y compré un reloj de mesa monísimo para sus padres que por supuesto pedí me envolvieran con todo el esmero posible. Me dio las gracias muy educadamente aunque la verdad es que puso una cara muy rara. No le dí mayor importancia porque durante esas semanas me había dado cuenta que no estaba acostumbrada al contacto físico y por ejemplo, los besos entre la familia o los amigos le parecía una costumbre extrañísima, de manera que pensé que por ahí iban los tiros. Unos días después me enteré de que regalar un reloj en China es uno de los peores regalos que se pueden hacer, es totalmente un tabú porque sugiere que el tiempo del destinatario está llegando a su fin, y en mandarín regalar reloj suena igual que ritual funerario. Genial por mi parte... eso si, se me ha quedado grabado a fuego para el resto de mi vida.

Por si acaso mejor ir a lo seguro que siempre se acierta. De la comida china me encanta su variedad, los colores y la forma tan sana de cocinar con tantas verduras, cocciones rápidas y pocas grasas.
A pesar de que en casa no contamos con todos los ingredientes típicos para hacerlo igual que en los restaurantes, los tallarines tres delicias es un plato fácil que siempre sale bien. De todas formas te recomiendo que te hagas con un bote de salsa de ostras (se encuentra en cualquier supermercado grande) y por supuesto salsa de soja que es todavía más fácil de conseguir.

Ingredientes:
- 300 gr. de tallarines
- 1 pechuga de pollo
- 1 filete de ternera
- 200 gr. de langostinos pelados
- 1 pimiento verde
- 1 puerro
- 1 zanahoria grande
- 1 cucharadita de jengibre
- 5 cucharadas de salsa de soja
- 1 cucharada de salsa de ostras
- 1/2 vasito de Jerez dulce
- aceite de girasol


Elaboración:
1. Este primer paso no es necesario, pero yo quería comprobar el  método de ablandar la carne con bicarbonato. Si te interesa te puedo decir que funciona de verdad, y si hubiera cortado las tiras de carne todavía más finas muchísimo mejor porque aún así quedó realmente tierna.  
Una vez cortado el filete de ternera en tiras, los ponemos en un recipiente y mezclamos con una cucharadita de bicarbonato todos los trozos, con la mano mejor. Tapamos y metemos en la nevera una media hora aproximadamente. Cuando pase ese tiempo enjuagamos con agua, secamos las tiras y ya están lista para el siguiente paso. 




2. Maceramos la ternera y el pollo cortado también en tiras con 2 cucharadas de salsa de soja y una cucharadita de jengibre en polvo. Tapamos y dejamos en la nevera una hora por lo menos. No le echamos sal porque la salsa de soja ya es suficientemente salada y siempre es mejor probar al final y añadirle un poco que fastidiarla desde el principio.
3. Cortamos en bastoncitos las verduras procurando que sean del mismo tamaño.
4. Hervimos los tallarines, los refrescamos y los dejamos listos para añadir al final.


5. En un wok o cazuela ancha a fuego alto y con dos o tres cucharadas de aceite de girasol, empezamos salteando la zanahoria en primer lugar porque es lo más duro. Añadimos los pimientos verdes, salteamos un par de minutos y ponemos el puerro. Seguimos removiendo y por último incorporamos el calabacín.  Las verduras deben quedar al dente, y en cuanto estén en ese punto las retiramos a un plato. 



6. En el mismo wok ( si es necesario volvemos a poner un poquito de aceite) salteamos los langostinos crudos hasta que cambien de color y también los retiramos.
7. Ahora añadimos las carnes y en cuanto pierdan el color de crudo añadiremos el Jerez dulce y dejamos unos minutos (siempre hacemos todo a fuego fuerte) para que se evapore el alcohol.



8. Echamos en el wok con la carne todo lo que teníamos reservado, las verduritas y los langostinos. Terminamos añadiendo las 3 cucharadas de salsa de soja restantes y la cuchara de salsa de ostras. Removemos un poco y mezclamos muy bien con los tallarines ya fuera del fuego para que no se pasen.


¡Están para chuparse los dedos!



¡¡Nos vemos la semana próxima!!

También puedes seguirme en  Facebook y  Twitter

17 comentarios:

  1. Ostras!! menudo corte no ? a ver , que cuando has dicho lo del reloj se me pasaba por la mente que su padre era un magnate de los relojes y me he puesto a reir aqui yo sola descoj.. perdida , pero chica.. que me ha cambiao la cara despues !! pero bueno , pensando en lo raritos que son no me extraña , que si.. que son muy buena gente y muy educaos , pero que están reprimios to el dia .. de ahi los ojitos esos , no ? jaja . Bueno de los tallarines ya ni te cuento lo que me han gustao , a mi tambien me encanta y cada vez que viene un amigo de Gabriel me toca hacer el pollo al limón ya tu sabes ...
    bueno , un gustazo venir a verte y saber que eres una "friki-chine" jaja
    sabiamos que te gustaba cocinar comida china , pero lo de ir paya y todo
    pues como que no ..

    Un besito y un abracito Nuria guapa
    hasta la otra

    ResponderEliminar
  2. Aquí te regalan un reloj y te parece tan normal, hay que ver lo que cambian las cosas de una cultura a otra. Al menos tú lo hiciste con la mejor intención, pero la pobre chica se debió quedar a cuadros.
    En fin, centrémonos en el plato que traes porque de momento China nos queda un poco lejos, necesitamos dinero y tiempo.
    Te ha quedado un plato delicioso con todos esos sabores tan orientales, de alguna manera nos transporta a China, que no nos falte la imaginación.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola, pues vaya Con el regalito, jajaja!!! En fin, no creo que te lo tuviera en cuenta, lo hiciste con la mejor intención y es lo que cuenta.
    Me encanta la comida china, no muy frecuente pero sí de vez en cuando. Ahora , eso sí, la buena comida china, que hay cada uno or ahí , que a cualquier cosa le llaman comida china. Ya sé que estos platos los bordas, te ha quedado de superlujo,qué pintaza!!! Esto sí que es bueno y para disfrutar. Un beso guapísima!!

    ResponderEliminar
  4. Buenooo, si yo te contara todos los viajes que tengo pendientes, casi más que recetas, que ya es decir; China por supuesto. En cuanto a la comida, sí que me gusta, pero según donde la coma, en tu casa tengo claro que sí, esos tallarines me atraen mucho, tienen un color, unos ingredientes y un brillo que alimentan. Si además me regalas un reloj, me voy tan contenta, que yo para los regalos no tengo ningún remilgo, más aún cuando están hechos con cariño y buen gusto y de eso a ti no te falta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. La comida china me gusta y eso que no he subido recetas, lo del reloj no te lo tendría en cuenta sabiendo que desconocías sus tradiciones, lo que me ha llamado la atención es lo del bicarbonato, el montón de apaños que nos hace el bicarbonato, lo tengo que probar.
    Y tu receta me parece fantástica tiene un brillo fabuloso, señal de que todo está muy jugoso.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Nuria,esta visto que cada país es un mundo y muchas veces podemos meter la pata con algo que para nosotros es lo mas comun.....seguro que el reloj era una monada.....
    Estos tallarines con raiz china seguro que le encantaría,como a mi me ha pasado
    Sin tiempo para terminarlos ,pues hay que saborearlos¡¡¡
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  7. Hola Nuria.
    Me parecen deliciosos... el plato lo dice todo... y esta se ve de lo mas delicioso.
    No he probado la salsa de ostras..y no se que sabir aporta.
    Todos los demas ingredientes casan de maravilla.
    Bsosssss.

    ResponderEliminar
  8. Hola guapísima !!!
    Hay que ver lo que se aprende con los blogs niña, hasta saber que a un chino no hay que regalarle un reloj, qué cosas ¿eh? No te preocupes que también me lo llevo grabado en la frente.
    Que te gustaba la comida china, no tenía ninguna duda, además de tener muchas recetas en el blog, es que te salen bordadas, siempre lo he pensado.
    Creo que la primera vez que tuve el gusto de conocer de forma novelada la cultura de China, fue gracias a Pearl S.Buck, y aquello fue en la adolescencia. Es cierto, un país con una gran historia.
    Y tus tallarines, están para acercar bien el plato y que me sirvas una buena ración, que menuda pinta rica que tienen. Eso si, si no te importa con tenedor, que no sabes lo torponcia que soy cada vez que consigo hacerlo con los palillos, aunque he puesto empeño no creas, solo sirve para que se rían en casa porque come, como poco.
    Me ha encantado la entrada, empezando por la anécdota y terminando por la receta.
    Besotes gordos mi niña.

    ResponderEliminar
  9. ¡Ay Nuria! Vaya palo. Ahora con internet tenemos un conocimiento casi ilimitado en la mano (esto de tenerlo en los móviles nos ha simplificado (o no, según se mire) bastante la vida) e igual hubieras consultado antes de comprar el regalo. Entiendo el mal rato que te llevaste y que se quedara grabado a fuego en tu memoria ¡y hasta te agradezco que lo compartas con nosotros! no es por nada, pero yo de estas cosas aprendo.

    Hasta ahora no cuento con ningún chino en mi círculo más inmediato pero no sabemos qué nos depara la vida e igual tengo un yerno oriental ¡te aseguro que me acordaré de lo que nos cuentas hoy!

    De todos modos la chica también lo podía haber comentado. Jolín que no lo hiciste con mala intención, que fue un gesto con mucho cariño...

    Los tallarines son una maravilla, yo los hago de vez en cuando en casa, pero nunca he comprado salsa de ostras ¡miraré en Carrefour! pero como lo tengo a 50 kilómetros como es de suponer no hago ahí la compra cada semana ja ja ja

    ¡Besos mil y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  10. Vaya, yo tampoco sabía lo de los relojes, qué curioso!! y este plato, delicioso! aquí somos fanáticos de la pasta y con esta combinación es ideal. Un besote!

    ResponderEliminar
  11. Pero que completo te quedo el plato de tallarines con toda esa variedad de carnes y mariscos, ademas de los vegetales, riquisimo!
    Bs!

    ResponderEliminar
  12. jajaja, menudo chasco... pero hija quien iba a saber eso de los relojes...tienen unas cosas estos chinos... en fin, a mi tambien me encanta su cocina y la hago mucho en casa, estos tallarines son de los preferidos de mis hijos...a mi me gusto todo, menos las sopas...esas no me gustan tanto...Besos

    ResponderEliminar
  13. Bueno, seguro que no lo tomaron a mal, daban por echo que te faltaba información de sus superticiones, yo me acabo de enterar, jeje.
    La comida china me gusta mucho, me parece muy ligera, por mucho que comes nunca te encuentras pesada, no se porque será. No tengo que esto tallarines se ven estupendos, con todas esas verduras y sus buenos aliños estoy segura que te ha quedado de lujo, además el aspecto del plato es estupendo, dan ganas de comerlo solo con ver las fotos, de lujo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Nuria, también me atrae mucho viajar a China, me parece una cultura muy interesante, el verano pasado lo miramos en la agencia, pero al final acabamos en Nueva York y este año creo que tampoco será.

    Me has dejado pasmado con la historia del reloj (pasmado y confieso que me he reído un poco jajaja) es curioso como lo que menos imaginas puede tener un sentido en otra cultura.

    En cuanto a la receta, qué decirte, que mira la hora que es y ya me has provocado el hambre, a ver ahora cómo me las apaño el resto de la mañana jajaja

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  15. Vaya, Nuria, no tenía ni idea de que regalar un reloj tuviera ese significado en China. ¡Cómo cambian las cosas de un país a otro! Ya se me ha quedado grabado gracias a ti. Este plato que has preparado me encanta. Ya sabes que me gusta mucho esta comida, pero siempre debo adaptarla por mis problemas de alergias (con lo que me gusta la pimienta, el jengibre, etc.). De buena gana me comía ahora mismo un platito de tus tallarines. ¡Ricos, ricos!
    Por cierto, ya me contaste en mi receta de ternera con cebolla lo del bicarbonato. Nunca lo he usado ni mi madre, ni mi abuela. Sí que ponían la ternera en leche y con unos dientes de ajo unas horas en la nevera, retirarle la grasa o cubrir con film y darle unos golpes. Tomo nota de tu truco para probarlo.
    Un besazo y feliz semana, guapa.

    ResponderEliminar
  16. Me ha gustado mucho la receta, tomo nota porque en casa va a triunfar. Igualitos que en el restaurante.
    Bss

    ResponderEliminar
  17. Como siempre, tus platos tienen una pinta deliciosa. Este plato me lo llevo para la cena, jejeje... Umh...que rico por favor!!
    Un besito, guapa :)

    ResponderEliminar

Las palabras se las lleva el viento, pero si las escribes en un comentario las guardaré para siempre. Gracias por tu tiempo y vuelve cuando quieras!
Si tienes alguna duda sobre la receta, escríbeme al correo del blog ycontupantelocomas@gmail.com y te contestaré lo antes posible.